que pasa si un toro preña a su hija enraza

¿Qué pasa si un toro preña a su hija? consejos y recomendaciones

Puede tener apareamientos de padre (toro) e hija (novilla) en el ganado vacuno, pero no se recomienda. Este tipo de práctica de cría se llama endogamia o cría cercana.

¿Que es la endogamia?

Apareamiento de individuos estrechamente relacionados, como primos, padre-hija, hermano-hermana o plantas autofertilizadas, lo que tiende a aumentar el número de individuos que son homocigotos para un rasgo y, por lo tanto, aumenta la apariencia de rasgos recesivos.

que pasa si un toro preña novilla hija

En palabras más entendibles, la endogamia en ganado bovino significa el apareamiento entre animales relacionados por su sangre, es decir un toro y novilla que es su hija, o una vaca y un toro que es su hijo.

¿Que tan comun es que un toro preñe a su hija?

Nuevamente, esta práctica de reproducción rara vez se practica hoy en día, aunque era común en los animales de base de la mayoría de las razas. En la actualidad, no se practica en la mayoría de los sistemas de mejoramiento genético porque la crianza cercana aumenta en gran medida las probabilidades de que aparezcan genes recesivos.

¿Que pasa si un toro enraza a su hija?

Esto puede incluir una reducción en la tasa de crecimiento, fertilidad y vigor general. Además, los genes letales y otras anormalidades genéticas a menudo aparecen con mayor frecuencia.

Es decir, que se corre el riesgo que nazcan crías defectuosas conmutaciones o simplemente propensas a enfermedades.

Dicho esto, el emparejamiento de medio hermanos no debería dar lugar a terneros defectuosos, a menos que se encuentren defectos genéticos importantes en ambos padres.

La endogamia solo trae tales defectos a la superficie más rápido. En general, la endogamia deprime rasgos de aptitud como la fertilidad y el rendimiento general; sin embargo, en niveles más bajos, puede que ni siquiera tenga un efecto notable.

El coeficiente de endogamia de los emparejamientos de medio hermano (suponiendo que otros antepasados ​​no sean endogámicos) es del 12.5 por ciento.

En esta pequeña manada, considere cambiar los toros cada dos años. En comparación, la mayoría de las razas de ganado de carne en los Estados Unidos son endogámicas de ocho a 10 por ciento. La conclusión es que los emparejamientos de medio hermano que está considerando pueden muy bien provocar una disminución del rendimiento.

Deja un comentario